Page 61

City No61

7 Este espectacular proyecto está ubicado en un área rural a 20km del centro de la ciudad de Queré-taro, dentro del Residencial Polo Club El Marqués El predio donde se ubica ‘Casa de tierra’ en su colin-dancia trasera se enfrenta con un canal de esquí acuático, al poniente con un arroyo más angosto que se deriva del canal principal y del cual nace un último brazo que parte al terreno por la mitad y define progra-máticamente la casa en interior y exterior. En el programa, el nivel inferior a través de la pesada presencia de dos muros paralelos de tierra contacta con el suelo y sostiene el nivel superior dando lugar a un sutil anfiteatro que contiene el área social y en sus late-rales el estudio y área de servicios. Este desnivel genera-do con una inicial escalinata nos indica el eje principal de la casa que dicta la narrativa a través de elementos transitorios entre espacio interior y exterior. El prisma rectangular superior en su calidad racional alberga el programa privado de la casa. Habitaciones y sala de TV se vestibulan de la escalera principal y pasillo que une ambos niveles a través de una doble altura y genera el acceso principal. El canal de ski y las canchas de polo son el remate visual de cada habitación y su vista se extiende ininterrumpida por kilómetros en un entorno rural. Un puente que atraviesa un denso jardín y el tercer brazo del canal nos conecta con el área de piscina, terraza y jardín. Lo anterior busca maximizar el contacto con el exterior y señalar los sentidos a las condiciones del entorno como el viento, el olor, el sonido y la vegetación. Todos los materiales constructivos fueron escogidos bajo dos premisas principales: deberán envejecer correctamente bajo las condiciones climáticas naturales sin la nece-sidad de un mantenimiento constante, y de preferencia ser encontrados en la localidad de la construcción. Tal es el caso de la tierra obtenida de la excavación de cimentación, con ella se edificaron los muros principales del primer nivel y se dio color a la pintura empleada. Para la edificación de muros y piscina fue empleada laja natural de la zona. Las temperaturas templadas del clima local permitieron descartar cualquier aisla-miento adicional. Los juegos de grandes vanos generados a través de los elementos tectónicos alojan los sistemas corredizos de ventanería que permiten borrar el límite entre interior y exterior. Un juego equilibrado de elementos pesados contactando con el suelo y dictados por elementos naturales, contrasta con la ligereza del prisma rectangular superior y dicta la abstracción característica del despacho. Un canvas al cuadrado para la expresión de sus habitantes. « Locación: Casa de tierra Fotos: Andrés Mondragón (DARMA)


City No61
To see the actual publication please follow the link above